I.V.I Texas

Mujer hospitalizada se levanta

No hace mucho un joven en otra iglesia me dijo: “¿Usted me puede acompañar después del culto al hospital? Es que conozco una señora de México que está grave y la van a desconectar y untes que suceda quisiera orar por ella” Y yo le dije sí, vamos. Entonces llegamos al hospital y la vi, estaba llena de tubos y máquinas y no se podía ni mover de lo débil que estaba. Entonces me para al lado de ella e hice una oración corta y cuando dije: “En el nombre de Jesús” ella exclamó: “Ha!” Y a la semana se pudo ir para México en sus propios pies. ¡El Señor la levanto, Aleluya!

Como doy mi testimonio?

Simplemente dinos lo que Dios hizo en tu vida de una manera concisa. Recuerda usar las puntuaciones correctas y verifica por faltas de ortografía.